El líder que ayudaba a rugir a su equipo

La parábola del León que ayudaba a rugir a su equipo.

Voy a comenzar la temporada de artículos con una historia que hace bastante tiempo leí y que he vuelto a recordar, se trata de una antigua parábola en Oriente que habla de una leona que saltando de colina a colina dio a luz a un cachorro, éste cayó en el camino y se encontró entre un rebaño de ovejas, con las que se mezcló y con las que continúo el camino.

El cachorro de león aprendió a comportarse como una oveja, siempre en el rebaño, caminando con todas las ovejas hasta que llegó a convertirse en una de ellas. A pesar de que se estaba convirtiendo en un joven y hermoso león, su comportamiento y sus costumbres eran de oveja.

Su color, su cuerpo, su naturaleza eran diferentes, estaba rodeado de todas esas ovejas y el mismo, aun sintiéndose diferente se veía a si mismo como una oveja más.

Un día llego un león viejo por el camino, vio al joven león y se quedó sorprendido por la escena, nunca en su vida había visto una cosa igual, que un león estuviera en medio de un rebaño de oveja y ninguna oveja estuviera asustada, además, el león pastaba cómodamente junto a ellas.

El viejo león se acercó al joven león y este pensó que iba a atraparlo, el joven león lloraba y gritaba diciendo “Apiádate de mí solo soy una pobre oveja”, el viejo león atónito le dijo “Vente conmigo al estanque”.

El viejo león invitó al joven a mirarse en las aguas del estanque y cuando el joven león vio por primera vez en su vida su cuerpo reflejado, dio un gran rugido que sonó en todas las colinas y que demostró a todos los animales que el joven león se había reconocido.

El joven león había visto la realidad, podía sentir un enorme poder interior porque se había visto a si mismo.

Los buenos líderes son como el viejo león, permiten a los miembros de su equipo que se reconozcan y que puedan liberar todo su potencial, que sean capaces de verse en el espejo y de ser ellos mismos.

Esta parábola sobre el maestro y el discípulo nos enseña que lo que otros creen de uno mismo que genera nuestra realidad y que un buen líder siempre será capaz de desarrollar a los que tienen cerca, espero que en tu vida encuentres muchos leones que hagan rugir a su equipo.

2 comentarios de “El líder que ayudaba a rugir a su equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Recibe contenidos relacionados con la gestión del talento y emociones, liderazgo y productividad.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
close-image
X